$14.700

24 cuotas de $2.172,05
Ver medios de pago
Descripción

MATÍAS SERRA BRADFORD

Matías Serra Bradford nació en Buenos Aires en 1969. Escritor, crítico y traductor. Es el autor de las novelas Manos verdes y La biblioteca ideal. Colabora en diversos medios de la Argentina, en Crítica de México y en la revista inglesa PN Review. Fue el editor y traductor de Si mi biblioteca ardiera esta noche de Aldous Huxley, de La isla tuerta -antología de poetas británicos de los últimos sesenta años- y de La vida y el arte de Michael Hamburger. Tradujo también a John Berger, Iain Sinclair y Patricia Highsmith. Seleccionó y prologó antologías de Peter Handke, Robert Aickman, E. H. Gombrich y M. John Harrison. Textos suyos fueron traducidos al inglés, francés, húngaro y portugués, y otros fueron incluidos en las antologías Pasaje a Oriente, 10 discos de rock nacional por 10 escritores y La Argentina como narración.

 

SINOPSIS

La sola enumeración de los artistas que Matías Serra Bradford ha congregado para contento de la ávida feligresía que seguramente convocará este libro parece garantizar al menos dos consecuencias: una extraordinaria amplitud en el espectro de ideas, contenidos, temas e intereses, y la inexorable glotonería en la relación de incontinencia con la lectura que acomete al lector. Y aunque esto es lo que habitualmente sucede con la escritura de Serra Bradford, en esta miscelánea de textos de diversos orígenes su genio prolífico, habitualmente aluvional y panorámico, exhibe el brillo de una irrenunciable claridad.

El atractivo innato del estilo no dispersa nunca la ardorosa vigilia reflexiva; y la persistencia de la primera persona es también diversa, polifónica, capaz de oscilar musicalmente entre la crónica, la reflexión conceptual, el ensayo lírico, la teoría estética, la cita como revelación y contrapunto y la vitalidad de la humorada, sin alardes ni excesos barrocos, con un peculiar equilibrio entre la sapiencia y la ocurrencia improvisada. Justamente, lo imprevisto y la originalidad de los abordajes no obstan para que la rigurosa lucidez del autor se despliegue según un punto de vista equidistante entre la conciencia del signo de los tiempos y los linajes filosóficos y artísticos de la Modernidad.

La obra de quienes aquí integran este transitorio canon puede perfectamente inducir a suponerlos impregnados, de una manera u otra, por diversos estratos de lecturas. Aunque eso bien puede resultar un poderoso efecto colateral del sistema de Serra Bradford, que convierte en lectura todo lo que toca.

Eduardo Stupía