$2.750

24 cuotas de $381,09
Ver medios de pago
Descripción

HELENE CIXOUS
Hélène Cixous (Argelia, 1937) escritora, poeta, dramaturga y filósofa. A partir de sus sorprendentes y frescas posturas teóricas fue ganando reconocimiento desde, que haya sido reconocida tempranamente por el Premio Médicis en 1964, como una voz incisiva, que combina literatura, filosofía, meditación personal e intensa sofisticación estilística que transformó fundamentalmente la forma en que pensamos la sexualidad. el lenguaje, la escritura y la identidad. ??En 1974, fundó la primera casa de estudios de géneros de Europa, el Centre d'Études Féminines et d'Études de Genre, en la Universidad de París VIII. Desde 1987 escribe las obras del Theatre du Soleil. Entre sus afinidades, ha mantenido una cómplice amistad con Jacques Derrida, Judith Butler, Jean-Luc Nancy, Arianne Mnouchkine o Julio Cortázar. Podría definirse como la más literaria de los filósofos o la más filosófica de los escritores contemporáneos. Entre sus obras más destacadas se pueden mencionar, La risa de la medusa, Velos (en colaboración con Jacques Derrida), Le livre de Prométhéa, Le troisième corps.

SINOPSIS

En El tercer cuerpo, la poeta, novelista, crítica feminista y teórica Hélène Cixous entreteje un presente narrativo que rehúne anécdotas, autobiografías, lirismo, mitos, sueños, fantasías, reflexiones filosóficas, citas intertextuales y conversaciones con otros pensadores y pensadoras.

Cixous evoca la relación de la narradora y su amante, una relación de presencias y desapariciones, separaciones y reencuentros. Este vínculo asume formas columnares dentro de una compleja red de escritura, que crea, de la misma forma que un acorde se sostiene sobre dos o más notas, un "tercer cuerpo" a partir de los cuerpos entrelazados de la narradora y su amante.

Ha llegado el momento de preguntar: ¿cuáles son las relaciones entre mis lenguas? ¿Entre todos nuestros idiomas? Me cruzaste. Nuestras lenguas se cruzaron. Conocemos los terrores, las dudas, los agujeros negros y los agujeros blancos, las presencias eternas, los poderes primordiales, las primeras aguas y las últimas. En la encrucijada de nuestras lenguas nos ha llegado un tercer cuerpo, donde no hay ley.