$1.750

24 cuotas de $183,74
Ver medios de pago
Descripción

Traducción de Márgara Averbach

Palabras finales de M. J. Daymond

El año es 1979. Los exiliados ugandeses y el ejército de Tanzania, a cuyos hombres se conocía simplemente como "Los Liberadores", se alían para echar del país al dictador Idi Amin, cuyo régimen asesino exterminó a medio millón de personas con la violencia estatal.

"El sonido de un plato que se golpeaba contra el suelo nos hizo saltar a todos.

-¡Tendo! -gritó Padre-. ¿Qué te pasa hoy? ¿Tenías que tirar ese plato? ¿No podías haber bajado con él? ¿Esa es la forma en que le das las gracias a las que trabajan tanto para prepararnos la comida? 

-¡Pero me dijiste que bajara, Padre! -contestó Tendo, a la defensiva-. Supuse que...

-¡Tú sabes perfectamente lo que deberías estar haciendo! ¿Puedes dejar de asustarnos sin razón? -. Padre parecía a punto de darle un golpe a Tendo..., si lo hubiera tenido a mano. Maya se inclinó y levantó el plato esmaltado de la ofensa. Tendo lo había limpiado con la lengua. Maya me miró de reojo y las dos soltamos una risita.

-Por lo menos, se comió todo -dijo Kaaka para tranquilizar a Padre -. Nadie parece estar comiendo bien en estos días. Ya les repetí mil veces que si vienen esos hombres, van a matarlos a todos a menos que tengan la energía necesaria para correr y correr a toda velocidad.

-¿Y tú, Kaaka? -le preguntó Maya -. ¿Vas a correr?

-¿Yo? -preguntó ella, señalándose el pecho con el pulgar derecho-. Yo no me vuelvo a escapar. Me quedo aquí. A mi edad, lo que vi, ya lo vi. Lo que comí, lo comí.

El cielo estaba empezando a oscurecerse con nubes grises, sombrías, que se hinchaban, corrían y se disolvían una dentro de la otra. El sol había escondido la cara porque les tenía miedo. El viento silbaba a través de las plantaciones de café y banana, y los arbustos se sacudían con violencia."