$600

30 cuotas de $62,99
Ver medios de pago
Descripción

Los poemas amorosos tienden puentes, dice Bachelard.

En Y, la voz de los amantes busca desesperada reproducir la experiencia del trance erótico con un lenguaje que se le escapa.

Las palabras, dice Sócrates, nunca salvan el abismo entre las personas, son una ilusión de comunicación.

En Y, consciente de esta imposibilidad, el lenguaje renuncia a designar el mundo y acepta ser pura evocación. La comunicación íntima no utiliza las formas exteriores del lenguaje, sino que recurre a los fulgores de la poesía. Aflora una lógica del infrasentido, más parecida a la música o al ritmo de las palabras que a las palabras en sí mismas. Esta lógica tiene la forma del éxtasis, del estallido del encuentro y en Y se articula en la conjunción de las voces.

Al abandonar la idea de comprensión total, al asumir que la comunicación cabal es imposible, la operatoria de la conjunción copulativa, que coloca afirmativamente las dos voces en una sola unidad funcional, constituye el puente que une a los amantes y les permite retrasar la muerte.

Catalina Tovorovsky